Cómo hacer deporte si quiero quedar embarazada – Ejercicios recomendados

Si estás planeando quedar embarazada, es importante mantener un estilo de vida saludable que incluya una rutina de ejercicios adecuada. El ejercicio regular puede ayudar a mejorar la fertilidad y preparar tu cuerpo para el embarazo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertos factores y consideraciones al hacer ejercicio si estás tratando de concebir. En este artículo, te proporcionaremos información sobre cómo hacer deporte si quieres quedar embarazada y te recomendaremos algunos ejercicios seguros y beneficiosos para la fertilidad.

Consultar con el médico antes de comenzar cualquier ejercicio

Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios, es importante obtener la aprobación de tu médico. Cada persona es diferente y puede tener condiciones médicas o situaciones específicas que requieran precauciones adicionales al hacer ejercicio. Tu médico podrá evaluar tu estado de salud general y brindarte recomendaciones personalizadas sobre qué tipo de ejercicio es seguro y beneficioso para ti.

Evitar ejercicios que hagan rebotar los ovarios

Algunos ejercicios de alto impacto, como correr, ciclismo intenso y ejercicios pliométricos, pueden hacer que los ovarios reboten y causar molestias o lesiones. Es importante evitar este tipo de ejercicios para proteger tus ovarios y evitar posibles complicaciones. Opta por ejercicios de bajo impacto que no pongan demasiada presión en la zona pélvica.

Lee También   Las mejores infusiones en el embarazo

Evitar movimientos boca abajo en clases de CrossFit y yoga

Algunos movimientos en clases de CrossFit y yoga, como las posturas boca abajo, pueden ser perjudiciales para la fertilidad. Estos movimientos pueden ejercer presión sobre el útero y los ovarios, lo que puede interferir con la implantación del embrión. Es recomendable evitar estos movimientos durante el período en el que estás tratando de concebir.

Realizar ejercicios de bajo impacto y levantar pesos ligeros

Opta por ejercicios de bajo impacto que no pongan demasiada presión en la zona pélvica. Algunas opciones recomendadas incluyen caminar, nadar, hacer yoga prenatal, pilates y ejercicios de fortalecimiento muscular. Estos ejercicios pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea, fortalecer los músculos y promover la salud general del cuerpo. Además, levantar pesos ligeros puede ser beneficioso para fortalecer los músculos y preparar el cuerpo para el embarazo.

Mantener la frecuencia cardíaca por debajo de las 150 pulsaciones por minuto después de una transferencia de embriones

Si has pasado por una transferencia de embriones como parte de un tratamiento de fertilidad, es importante no elevar demasiado la frecuencia cardíaca durante el ejercicio. Se recomienda mantener la frecuencia cardíaca por debajo de las 150 pulsaciones por minuto para evitar posibles complicaciones. Opta por ejercicios de intensidad moderada y escucha a tu cuerpo para evitar el agotamiento o el estrés excesivo.

Comenzar a hacer ejercicio regularmente, incluso si no se ha estado entrenando mucho antes

Incluso si no has estado entrenando mucho antes de decidir quedar embarazada, es beneficioso comenzar a hacer ejercicio regularmente. El ejercicio regular puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea, reducir el estrés y promover la salud general del cuerpo. Comienza con ejercicios suaves como caminar, nadar o hacer yoga prenatal y aumenta gradualmente la intensidad y la duración a medida que te sientas más cómoda. Recuerda escuchar a tu cuerpo y no excederte.

Lee También   Complicaciones del embarazo ectópico - Causas y consecuencias

Conclusión

Hacer ejercicio de manera adecuada y segura puede ser beneficioso para la fertilidad y preparar el cuerpo para el embarazo. Sin embargo, es importante consultar con tu médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios y seguir las recomendaciones específicas para tu situación.

Evita ejercicios de alto impacto que puedan hacer rebotar los ovarios y movimientos boca abajo en clases de CrossFit y yoga. Opta por ejercicios de bajo impacto y levanta pesos ligeros para fortalecer los músculos y promover la salud general del cuerpo.

Mantén la frecuencia cardíaca por debajo de las 150 pulsaciones por minuto después de una transferencia de embriones y comienza a hacer ejercicio regularmente, incluso si no has estado entrenando mucho antes. Recuerda escuchar a tu cuerpo y ajustar la intensidad y la duración del ejercicio según sea necesario. ¡Buena suerte en tu viaje hacia la maternidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio